DIARIO SAN RAFAEL - Pequeñas y medianas empresas, grandes dificultades
 
 
Sabado, 19 Agosto 2017

Pequeñas y medianas empresas, grandes dificultades

El último 27 de junio, Día Internacional de las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs), el presidente Mauricio Macri visitó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), donde aseguró que "la solución de la Argentina vendrá con el éxito de las Pymes", al tiempo que evaluó que la política gubernamental sobre esas empresas iba "por el buen camino".

No obstante esas afirmaciones, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) trabaja para lograr la declaración de emergencia en el sector debido a que –según sus integrantes- ha habido “un desmejoramiento” de las condiciones para esas empresas en el último año.

Los empresarios aseguran que se vislumbra una letal combinación de varios factores que limitan la rentabilidad de las Pymes, entre ellos: mercado interno retraído, notable baja del poder adquisitivo del ciudadano medio, cambios en la conducta del consumo, estructura de costos impositivamente distorsionada, tarifas energéticas, aumento en el costo del financiamiento, las importaciones y los viajes de compra, entre otros.

La eventual declaración de emergencia permitiría a los poderes ejecutivos Nacional y provinciales tomar medidas para el financiamiento de determinadas actividades, propendería a restringir las importaciones en ciertos rubros, restituiría los planes de facilidades de pago en la AFIP y buscaría segmentar los cuadros tarifarios de los servicios públicos teniendo en cuenta de forma diferenciada las actividades productivas.

En el marco de la “problemática Pyme”, ha sido el propio Macri quien, desde hace un tiempo, insiste con la idea de –según él mismo calificó-  “terminar con la mafia de los juicios laborales” en la inteligencia de que son las indemnizaciones de trabajadores despedidos las que complican las finanzas empresariales. Sin embargo, si se tiene en cuenta lo antes referido y que, en promedio, los pequeños y medianos empresarios destinan el 42% de sus ventas a pagar impuestos, pareciera que el desfasaje va en gran medida por ese lado.

Valora este artículo
(0 votos)

Comentá